Antidepresivos

Fluoxetina


Cada CÁPSULA contiene:

Clorhidrato de fluoxetina equivalente a............................. 20 mg

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

El clorhidrato de FLUOXETINA es un antidepresivo de administración oral que no está químicamente relacionado con antidepresivos tricíclicos (ATC), tetracíclicos u otros agentes antidepre­sivos.

 

Depresión

El clorhidrato de FLUOXETINA está indicado en el tratamiento de la depresión.

Un episodio de depresión mayor implica un estado de ánimo deprimido o disfórico prominente y relativamente persistente que, en general, interfiere con la actividad diaria (casi a diario, durante por lo menos 2 semanas), y debe incluir por los menos 4 de los siguientes 8 síntomas: cambio en el apetito, alte­ra­ciones del sueño, agitación o retardo psicomotor, pérdi­da del interés en las actividades cotidianas, disminución del interés sexual, aumento de fatiga, sentimientos de culpa o disminución de la autoestima, lentitud en el pensamiento o trastornos de la concentración, intento de suicidio o ideas suicidas.

La eficacia en mantener una respuesta antidepresiva por hasta 38 semanas, después de un tratamiento agudo abierto de 12 semanas (50 semanas en total), se demostró en un estudio placebo controlado.

 

Trastornos obsesivo-compulsivos

El clorhidrato de FLUOXETINA está indicado para el tratamiento de las obsesiones y compulsiones en pacientes con trastornos obsesivo-compulsivos (TOC), como son definidos por el DSM III-R (por ejemplo las obsesiones y compulsiones que causan ansiedad, consumen tiempo, o interfieren de manera importante con el funcionamiento social u ocupacional).

Los TOC se caracterizan por la presencia de ideas, pensamientos, impulsos, o imágenes (obsesiones) recurrentes y persistentes y/o repetitivas, con un propósito, o comportamiento intencional (compulsiones) que se reconocen por la persona como excesivas o irracionales.

 

Bulimia nerviosa

El clorhidrato de FLUOXETINA está indicado para el tratamiento de los excesos en el comer y vómitos en pacientes con bulimia nerviosa moderada a grave.

El uso de clorhidrato de FLUOXETINA por periodos prolongados se debe revisar periódicamente la utilidad a largo plazo del medicamento para cada paciente.

 

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad conocida al clorhidrato de FLUOXETINA.

No se debe utilizar en combinación con los IMAO, o dentro de los primeros 14 días después de descontinuar el tratamiento con éstos. Debido a que el clorhidrato de FLUOXETINA y sus principales metabolitos tienen una prolongada vida media de eliminación, por lo menos 5 semanas.

 

ADVERTENCIAS:

Exantemas y posibles efectos alérgicos: En las pruebas clínicas con FLUOXETINA en los Estados Unidos, 7% de 10,728 pacientes desarrollaron varios tipos de erupciones cutáneas y/o urticaria y se debe suspender.

Se han reportado eventos anafilactoides (broncospasmo, angioedema, y urticaria, solos o en combinación) y, ocasionalmente, eventos pulmonares (incluyendo procesos inflamatorios de histopatología variada y/o fibrosis).

 

PRECAUCIONES GENERALES:

Ansiedad e insomnio: En los estudios de depresión placebo controlado realizados en los Estados Unidos, entre 12 y 16% de los pacientes tratados con clorhidrato de FLUOXETINA, y entre 7 y 9% de los pacientes tratados con placebo reportó ansiedad, nerviosismo e insomnio.

Suicidio: La posibilidad de intento de suicidio es inherente a la depresión y puede persistir hasta que ocurra una remisión significativa. La supervisión cuidadosa de los pacientes de alto riesgo se debe observar al inicio del tratamiento farmacológico.

En sujetos con cirrosis hepática, una dosis menor o menos frecuente se deberá utilizar en pacientes con cirrosis.

El uso de una dosis menor o menos frecuente para los pacientes con insuficiencia renal no es necesaria.

En pacientes con diabetes, el clorhidrato de FLUOXETINA puede alterar el control glucémico.

 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

El clorhidrato de FLUOXETINA se deberá utilizar durante el embarazo, sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo al feto.

Se deberá utilizar durante el trabajo de parto y parto, sólo si el beneficio esperado supera el riesgo potencial al producto.

Lactancia: Debido a que el clorhidrato de FLUOXETINA se excreta en la leche humana, no se recomienda la lactancia durante la administración del antide­presivo.

En una muestra de leche materna, la concentración de FLUOXETINA, más norfluoxetina fue de 10.4 mg/ml.

Uso pediátrico: La eficacia y seguridad en los pacientes pediátricos no se ha establecido.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Los eventos adversos son clasificados dentro del sistema categorías utilizando las siguientes definiciones: Eventos adversos infrecuentes: Son aquellos que ocurren en 1/100 a 1/1,000 pacientes.

Eventos adversos raros: Son aquellos que ocurren en menos de 1/1,000 pacientes.

Eventos sistémicos: Frecuentes: escalofríos. Infrecuentes: escalofríos y fiebre, edema facial, sobredosis intencional, malestar, dolor pélvico, intento de suicidio.

Raros: síndrome agudo abdominal, hipotermia, daño intencional, síndrome neuro­léptico maligno, reacciones de fotosensibilidad.

Sistema cardiovascular:

Frecuentes: hemorragia, hipertensión. Infrecuentes: angina de pecho, arritmias, insuficiencia cardiaca congestiva, hipotensión, migraña, infarto al miocardio, hipotensión ortostática, síncope, taquicardia, cefalea vascular.

Raros: fibrilación auricular, bradicardia, embolia cerebral, isquemia cerebral, accidente vascular cerebral, extrasístoles, paro cardiaco, bloqueo cardiaco, palidez, desorden vascular periférico, flebitis, choque, tromboflebitis, trombosis, vasospasmo, arritmia ventricular, extrasístole ventricular, fibrilación ventricular.

Sistema digestivo:

Frecuentes: aumento del apetito, náusea y vómito.

Infrecuentes: estomatitis aftosa, colelitiasis, colitis, disfagia, eructos, esofagitis, gastritis, gastroenteritis, glositis, sangrado de encías, hiperclorhidria, aumento en la salivación, pruebas de funcionamiento hepático anormales, melena, úlceras bucales, náusea/vómito/diarrea, úlcera gástrica, estomatitis, sed.

Raros: dolor biliar, diarrea con sangre, colecistitis, úlcera duo­denal, enteritis, úlcera esofágica, incontinencia fecal, hemorragia gastrointestinal, hematemesis, colitis hemorrágica, hepatitis, obstrucción intestinal, depósito graso en hígado, pancreatitis, rectorragia, hipertrofia de glándulas salivales, glositis.

 

Sistema endocrino:

Infrecuentes: hipotiroidismo.

Raros: acidosis diabética, diabetes mellitus.

 

Sistema linfohemático:

Infrecuentes: anemia, equimosis. Raros: discrasias sanguíneas, anemia hipocrómica, leucopenia, linfedema, linfocitosis, petequias, trombocitopenia y púrpura, trombocitopénica.

 

Metabólico y nutricional:

Frecuentes: aumento de peso. Infrecuentes: deshidratación, edema generalizado, gota, hipercolesterolemia, hiperlipidemia, hipocaliemia, edema periférico.

Raros: intolerancia al alcohol, aumento de la fosfatasa alcalina, aumento del nitrógeno ureico (BUN), aumento de la creatininfosfocinasa, hipercaliemia, hiperuricemia, hipocalcemia, anemia por deficiencia de hierro, aumento de la TGO.

 

Sistema músculo-esquelético:

Infrecuentes: artritis, dolor óseo, bursitis, calambres en las piernas, tendosinovitis. Raros: artrosis, condrodistrofia, miastenia, miopatía, miositis, osteomielitis, osteoporosis, artritis reumatoidea.

 

Sistema nervioso:

Frecuentes: agitación, amnesia, confusión, inestabi­lidad emocional, alteraciones del sueño.

Infrecuentes: marcha anormal, síndrome cerebral agudo, acatisia, apatía, ataxia, síndrome bucogloso, depresión del sis­tema nervioso central, estimulación del SNC, despersonalización, euforia, alucinaciones, hostilidad, hipercinesia, hipertonía, hiperestesia, incoordi­nación, aumento de la libido, mioclonos, neuralgia, neuropatía, neurosis, reacciones paranoides, alteraciones de la personalidad, psicosis, vértigo.

Raros: electroencefalograma anormal, reacciones antisociales, parestesia cirhumoral, coma, ilusiones, disartria, distonía, síndrome extrapiramidal, pie caído, hiperestesia, neuritis, parálisis, disminución de los reflejos, aumento en los reflejos, estupor.

 

Sistema respiratorio:

Infrecuentes: asma, epistaxis, hipo o hiperventilación.

Raros: apnea, atelectasias, disminución del reflejo tusígeno, enfisema, hemoptisis, hipoventilación, hipoxia, edema de laringe, edema pulmonar, neumotórax, estridor.

 

Piel y anexos:

Infrecuentes: acné, alopecia, dermatitis por contacto, eccema, exantema maculopapular, alteraciones en la coloración de la piel, úlceras dérmicas, exantema vesiculobuloso.

Raros: furunculosis, herpes zoster, hirsutismo, petequias, psoriasis, erupción purpúrica, erupción pustular, seborrea.

 

Sentidos especiales:

Frecuentes: dolor de oído, disgeusia, tinnitus, conjuntivitis, xeroftalmía, midriasis, foto­fo­bia. Raros: blefaritis, sordera, diplopía, exoftalmos, hemorragia ocular, glaucoma, hiperacusia, iritis, parosmia, escleritis, estrabismo, ageusia, defectos del campo visual.

 

Sistema urogenital:

Frecuentes: poliaquiuria.

Infrecuentes: aborto, albuminuria, amenorrea, anorgasmia, aumento del tamaño de los senos, mastalgia, cistitis, disuria, lactorrea, enfermedad fibroquística, hematuria, leucorrea, metrorragia, nicturia, poliuria, incontinencia urinaria, retención urinaria, urgencia urinaria, hemorragia vaginal.

Raros: aumento de la turgencia de los senos, glucosuria, hipomenorrea, dolor renal, oliguria, priapismo, aumento del tamaño de fibromas uterinos.

 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Como en todos los medicamentos, el potencial de interacción por una variedad de mecanismos farmacodinámicos o farmacocinéticos es una posibilidad, como debrisoquin, dextrometorfano y antidepresivos tricíclicos.

Medicamentos activos en el SNC: El riesgo de utilizar clorhidrato de FLUOXETINA en combinación con otros fármacos activos en el SNC no ha sido evaluado sistemáticamente. Sin embargo, se debe actuar con precaución si la administración concomitante del clorhidrato de FLUOXETINA y estos medicamentos es necesaria.

Al evaluar casos individuales, se deberá considerar el uso de las dosis más bajas iniciales de los medicamentos administrados simultáneamente, utilizando esquemas de titulación conservadores, y vigilando el estado clínico del paciente.

Anticonvulsivos: Los pacientes que están recibiendo dosis estables de fenitoína y carbamazepina han desarrollado concentraciones plasmáticas elevadas y toxicidad clínica por anticon­vulsivos, después del inicio concomitante del tratamiento con FLUOXETINA.

Antipsicóticos: Algunos datos clínicos sugieren una posible interacción farmacodinámica y farmacocinética entre los inhibidores específicos de la recaptura de serotonina y los antipsicóticos. Se ha observado elevación de los niveles sanguíneos de haloperidol y clozapina.

Benzodiazepinas: La vida media del diazepam, administrado simultáneamente con FLUOXETINA, puede prolongarse en algunos pacientes. La coadministración de alprazolam y FLUOXETINA ha resultado en un aumento en la concentración plasmática de alprazolam y en una mayor inhibición de la actividad psicomotora debido a un aumento en los niveles de alprazolam.

Litio: Existen reportes de aumento y disminución de los niveles de litio cuando éste se administró concomitantemente con FLUOXETINA.

Triptófano: Cinco pacientes que recibieron clorhidrato de FLUOXETINA en combinación con triptófano experimentaron reacciones adversas, que incluyeron agitación, inquietud y alteraciones gastrointestinales.

Otros antidepresivos: En dos estudios, los niveles plasmáticos previamente estables de imipramina y desipramina aumentaron más de 2 a 10 veces cuando el clorhidrato de FLUOXETINA se administró en combinación.

Warfarina: Alteraciones de los efectos del anticoagulante oral, incluyendo un aumento en el sangrado, se han reportado cuando se administra FLUOXETINA con warfarina. Los pacientes que estén recibiendo tratamiento con warfarina se deben vigilar en forma cuidadosa cuando se inicia o se suspende el clorhidrato de FLUOXETINA.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

No existe evidencia de carcinogenicidad, mutagenicidad, o alteración de la fertilidad con el uso del clorhidrato de FLUOXETINA.

Se han recibido reportes voluntarios de eventos adversos temporalmente asociados con el uso del clorhidrato de FLUOXETINA

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Depresión:

Tratamiento inicial: se recomienda una dosis inicial de 20 mg/día administrada por la mañana.

Se puede considerar un aumento en la dosis después de varias semanas, si no se observa una mejoría clínica. Las dosis por arriba de 20 mg/día pueden administrarse una vez al día (por la mañana), o dos veces al día (por la mañana y por la tarde), y no deberá exceder una dosis máxima de 80 mg/día.

Como con otros medicamentos, una dosis menor o menos frecuente se deberá utilizar en pacientes con insuficiencia hepática. Una dosis menor, o menos frecuente, también se deberá considerar en pacientes ancianos y para los pacientes con enfermedad subyacente o recibiendo múltiples medicamentos. Los ajustes en las dosis para los pacientes con insuficiencia renal no son rutina­riamente necesarios.

 

Tratamiento de mantenimiento:

Los episodios agudos de depresión requieren varios meses de tratamiento prolongado o sostenido. Se desconoce si la dosis de antidepresivos necesaria para inducir remisión es idéntica a la dosis necesaria para mantener y/o sostener la eutimia.

Se ha demostrado que la eficacia antidepresiva se mantiene por periodos de hasta 38 semanas, después de 12 semanas de tratamiento abierto agudo (50 semanas en total) con una dosis de 20 mg.

 

Trastornos obsesivos compulsivos:

Tratamiento inicial: se recomienda una dosis de 20 mg/día, administrada en la mañana como dosis inicial. Debido a que existe la posibilidad de una relación efectiva dosis-respuesta en el segundo estudio, se puede considerar un aumento en la dosis después de varias semanas si no se observa una mejoría clínica.

El efecto terapéutico total puede aparecer hasta 5 semanas o más de iniciado el tratamiento.

Las dosis mayores de 20 mg por día pueden administrarse un esquema una vez al día (en la mañana), o un esquema de dos veces al día (en la mañana y a mediodía).

Se recomienda un intervalo de dosis de 20 a 60 mg/día. Sin embargo, dosis de hasta 80 mg/día han sido bien toleradas en un estudio abierto de TOC.

La dosis máxima de FLUOXETINA no debe exceder de 80 mg/día. Como en la depresión, una dosis menor o menos frecuente se deberá administrar en pacientes con alteración hepática.

Una dosificación menor o menos frecuente también se deberá administrar en los pacientes ancianos y para los pacientes con enfermedad intercurrente, o que estén recibiendo otros medicamentos. Los ajustes de dosificación en pacientes con deterioro renal no son rutinariamente necesarios.

 

Tratamiento de mantenimiento:

Mientras que no existen estudios sistemáticos que respondan a las preguntas de por cuánto tiempo continuar con el clorhidrato de FLUOXETINA, TOC es una condición crónica y es razonable considerar la continuación del tratamiento en un paciente que esté respondiendo, aunque la eficacia del clorhidrato de FLUOXETINA después de 13 semanas no ha sido documentada en pruebas controladas.

Los pacientes han continuado el tratamiento bajo condiciones a doble ciego por un periodo adicional de hasta 6 meses sin pérdida del beneficio. Sin embargo, se deberán realizar ajustes en la dosificación para mantener al paciente en la dosificación más baja posible, y el paciente deberá ser reevaluado para determinar la necesidad del tratamiento.

 

Bulimia nerviosa:

Tratamiento inicial: las pruebas clínicas controladas de FLUOXETINA apoyan su efectividad en el tratamiento de bulimia nerviosa en los pacientes a los que se les administró una dosis diaria fija de FLUOXETINA de 20 a 60 mg o placebo.

Solamente la dosis de 60 mg fue estadísticamente superior al placebo en la reducción de la frecuencia de comidas intempestivas y el vómito. En consecuencia, la dosis recomendada es de 60 mg/día, administrada por la mañana.

Para algunos pacientes es aconsejable titular hasta alcanzar esta dosis en varios días. Las dosis de FLUOXETINA por arriba de 60 mg/día no han sido sistemáticamente estudiadas en pacientes con bulimia. Como con el uso de clorhidrato de FLUOXETINA en la depresión y en TOC, dosis menores o menos frecuentes deben utilizarse en pacientes con enfermedad hepática.

Dosis menores o menos frecuentes también deben considerarse en los pacientes ancianos y para los pacientes con enfermedad intercurrente, o que estén recibiendo múltiples medicamentos.

Los ajustes en la dosificación en los pacientes con deterioro renal no son rutinariamente necesarios.

Tratamiento de mantenimiento:

Mientras que no existen estudios sistemáticos que respondan las preguntas de por cuánto tiempo continuar el tratamiento con clorhidrato de FLUOXETINA, la bulimia es una condición crónica y es razonable considerar la continuación del tratamiento en un paciente que responde.

Aunque la eficacia del clorhidrato de FLUOXETINA después de 16 semanas no se ha documentado en pruebas controladas, algunos pacientes han continuado en el tratamiento bajo condiciones doble ciego hasta por 6 meses adicionales, sin pérdida del beneficio; sin embargo, los pacientes se deben reevaluar periódicamente para determinar si es necesario continuar el tratamiento.

 

Cambio del paciente a tratamiento con antidepresivos tricíclicos (ATC):

Una reducción en la dosificación de ATC puede ser necesaria y necesitar la determinación temporal de las concentraciones plasmáticas de ATC cuando el clorhidrato de FLUOXETINA es administrado simultáneamente, o ha sido recientemente suspendido.

Cambio del paciente a un tratamiento con inhibidores de la monoaminooxidasa: Deben pasar al menos 14 días entre la suspensión del tratamiento con IMAO y el inicio del tratamiento con clorhidrato de FLUOXETINA.

Además, un periodo de por lo menos 5 semanas (tal vez mayor), debe pasar después de la suspensión del clorhidrato de FLUOXETINA antes de iniciar.

 

SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

La náusea y el vómito fueron los síntomas prominentes en los casos de sobredosis con dosis más altas de FLUOXETINA. Otros síntomas prominentes en los casos de sobredosis incluyeron agitación, inquietud, hipomanía y otros signos de excitación del SNC. Excepto por las 2 muertes, todos los casos de sobredosis se recuperaron sin secuelas. Desde su introducción, los reportes de muertes atribuidas a la sobredosis de FLUOXETINA por sí sola han sido extremadamente raros.

 

Manejo de sobredosis:

Se debe establecer y mantener una vía aérea permeable, asegurar una adecuada oxigenación y ventilación. El carbón activado, que puede ser utilizado con sorbitol, puede resultar tanto o más efectivo que la provocación de emesis, o el lavado gástrico, y deberá considerarse en el tratamiento electivo de la sobredosis.

Se recomienda la vigilancia cardiaca y de los signos vitales, junto con medidas sintomáticas y de apoyo.

No existen antídotos específicos para el clorhidrato de FLUOXETINA. Debido al gran volumen de distribución del clorhidrato de FLUOXETINA, la diuresis forzada, la hemoperfusión y la transfusión de intercambio, no proveen ningún beneficio.

Durante el manejo de los casos de sobredosis se debe considerar la posibilidad de sobredosis con múltiples medicamentos. Un caso específico incluye a los pacientes que están recibiendo, o que hayan recibido FLUOXETINA, y que pueden ingerir, por accidente o con intención, cantidades excesivas de antidepresivos tricíclicos. En tal caso, la acumulación de los tricíclicos y sus metabolitos activos pueden aumentar la posibilidad de una secuela clínica importante, y extender el tiempo necesario para la observación.

 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

 

Temas de interes